HUACHICOL S.A de C.V

#columna#Nornilandia

Dra. @_BarbaraCabrera

“Hay que romper el molde con que se hacia la vieja política y hay que hacer una nueva forma de hacer política. Es cambio de régimen”

Andrés Manuel López Obrador

Érase un país cooptado por gobernantes amantes del neoliberalismo, los cuales solían servirse del poder y se despachaban con la cuchara grande del erario. Personajes cuya máxima era prometer y después olvidarlo, haciendo lo contrario al bienestar del pueblo, hasta que un día ¡por fin! fueron echados del gobierno federal y así dar inicio al anhelado cambio de régimen, con nuevas maneras de hacer política, a lo cual se ha llamado Cuarta Transformación. Esta transición incluye la construcción de una ciudadanía más participativa y observante, así como el combate decidido a la corrupción, privilegiando mantener informado al pueblo para una toma adecuada de decisiones, sin olvidar la austeridad republicana. Estamos ante un hecho sin precedentes, toda vez que la transparencia era a modo y lo que se daba a conocer era a cuenta gotas.

En conferencia de prensa matutina del 27 de diciembre de 2018, el Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, informó que el plan del Gobierno de México para combatir el huachicoleo inició el 20 de diciembre, con la colaboración de 15 dependencias. Se dio a conocer que este robo se ha dado con la complicidad de autoridades y vía una red de distribución, por lo que se plantea erradicar la corrupción en Pemex y defender así los bienes de la nación. En Twitter se ha, y se continúa divulgando la información desde las cuentas oficiales del @GobiernoMx, dando seguimiento a la conversación bajo en hashtag #PlanVsHuachicoleo.

Las acciones emprendidas por el Gobierno de México son consecuentes con el cambio de régimen. A una nueva manera de hacer política, para rescatar lo que nos queda de país, después de décadas y décadas de neoliberalismo. Acciones que están respaldadas por la mayoría. Las encuestas lo revelan, a la pregunta ¿los mexicanos apoyan la estrategia del combate al robo de combustible implementada por el gobierno federal? El Reforma manifiesta: 62% a favor y 27% en contra. El Financiero advierte: a favor 89% y 11% en contra. Consulta Mitofsky indica: 56.7% a favor y 36.3% en contra. De las Heras Demotecnia expone: 72% a favor y 18% en contra.

Ahora bien, aquellos que sin razón, ni argumentos se quejan de estas medidas, no son más que producto de un Sistema Educativo corroído y caduco, auspiciado por los personeros del neoliberalismo salvaje, ramplón y corrupto. O bien, forman parte de quienes se dedican a estas ilícitas actividades y ven cercano el fin de sus tropelías. Aunado a los bots que en redes, sea por ignorancia o por estar bajo sueldo, intentan propagar Fake News.

Un ejemplo fue el Trending Topic #AbreLosDuctos amplificado por al menos 150 cuentas de entre 0 y 100 seguidores. En un análisis llevado a cabo por la cuenta @LoQueSigue_ se evidencian elementos de coordinación entre ellas, por lo que no se le puede considerar un hashtag espontáneo ni orgánico. En su mayoría son retweets a mensajes específicos simulando una protesta contra López Obrador. Lo cual muestra el nivel de la iracunda, disminuida, apanicada e irracional oposición; deberían ahorrarse el gasto en bots y agencias de marketing que se dedican a fraguar guerra sucia y unirse para construir un país mejor. Pero claro, como se han servido (y algunos en lo local siguen abusando) del erario y han robado a placer, no les conviene.

Les informo, la Cuarta Transformación va y requiere la participación de todos.

Retomando los datos del desfalco a la nación, se sabe que se ha llevado a cabo de manera escalonada y creciente, incrementándose en los tres últimos sexenios: durante el mandato de Vicente Fox (2000-2006) las tomas clandestinas fueron de 132 al comenzar el sexenio y finalizó con 213; del 2006 al 2012, periodo en que Felipe Calderón ocupó Los Pinos, las tomas clandestinas comenzaron sumando 324 hasta llegar a más de 1,635. El sexenio pasado, y hasta un corte de 2017, la problemática se agravó considerablemente. Con Enrique Peña Nieto, las tomas clandestinas iniciaron en 2,612 hasta llegar a la alarmante cifra de 10,363. De ahí la trascendencia de tomar medidas radicales para erradicarlo.

Hoy se está combatiendo este tipo de robo a la nación, con resultados favorables. Son 9 los Estados afectados. Y aunque existen momentos de incomodidad hacia los ciudadanos, nadie dijo que el cambio de régimen sería sencillo, pero si es muy necesario. Este país estaba al borde del abismo, a donde lo llevaba con prontitud las políticas neoliberales.

Estemos seguros que los beneficios serán permanentes. Lo he dicho en diferentes palestras, en esta época de cambio de régimen y debido a la podredumbre y problemáticas con las que Andrés Manuel recibió el país, habremos de estar unidos, participativos y agarrarnos con fuerza porque las sacudidas apenas inician.

Por cierto, háganle saber a aquellos que desde lo local gritonean para que el Gobierno de México salga y de la cara para explicar la situación del desabasto de gasolina, que de lunes a viernes a las 7 de la mañana, el Presidente informa y responde preguntas en sus conferencias de prensa, para que se levanten temprano y se pongan a trabajar.

Además, vale la pena cuestionarles ¿qué acciones están llevando a cabo para detener el robo de combustible en sus Estados? ¿O será acaso que ninguna debido a que forman parte del Huachicol S.A de C.V? No lo duden, tarde o temprano, lo sabremos y quienes auspician estas agrupaciones de rufianes estarán en el lugar que les corresponde. Al tiempo.
Es todo por hoy.

¡Hasta la próxima Nornilandia!
PD. Para profundizar acerca de estas temáticas invito a leer el libro “El cartel negro” de la autoría de Ana Lilia Pérez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *