Actividades humanas son causantes de la contaminación, precipitaciones intensas y contaminación

UNAM.- 22 marzo 2019. La actividad humana ha influido de tal manera el clima, que ya se registran alteraciones no sólo en la temperatura, sino en la intensidad de las precipitaciones, de las tormentas, y en el aumento del nivel medio del mar.

El incremento en las concentración de gases de efecto invernadero y los cambios en el uso del suelo han provocado un calentamiento reciente del planeta, y de no adoptarse medidas preventivas, la temperatura global podría elevarse en por lo menos 1.5 grados para el año 2040, alertó Michel Grutter, investigador del Centro de Ciencias de la Atmósfera (CCA) de la UNAM.

Éste y otros problemas, como la acidificación de los océanos, las inundaciones y sequías son analizados por los meteorólogos, que con vigilancia continua de la atmósfera identifican fenómenos extremos que pudieran provocar pérdidas humanas o afectar las actividades económicas.

Su función no sólo es predecir el estado del tiempo a partir de investigación y análisis de parámetros como la velocidad del viento, su dirección o la presión del ambiente, también se encargan de analizar y hacer proyecciones del impacto que nuestra huella tiene sobre la Tierra, como el calentamiento global y sus consecuencias a futuro. De igual manera, se ocupan de examinar cómo la meteorología influye en la calidad del aire y los efectos que ésta tiene en la salud humana y los ecosistemas.

Labor en la UNAM

A propósito del Día Meteorológico Mundial, que se conmemora este 23 de marzo, Grutter indicó que en el CCA se abordan temas de interés nacional y global, como las causas y consecuencias del cambio climático, la contaminación del aire, el pronóstico meteorológico y estacional, la sequía, modelación del clima, tormentas tropicales y huracanes, y desastres asociados a fenómenos hidrometeorológicos.

“Enfocamos nuestros estudios a cuestiones como la contaminación atmosférica y la meteorología, pues los movimiento de las masas de aire definen hacia dónde se dirige la contaminación, si hay impacto de una región u otra, o si somos afectados por actividades que están fuera de nuestro entorno”.

Para ello, la entidad universitaria mantiene dos redes observacionales con las que se recolectan datos: el Programa de Estaciones Meteorológicas del Bachillerato Universitario (PEMBU) y la Red Universitaria de Observatorios Atmosféricos (RUOA). “Se hacen registros y se arroja información allegada a las condiciones del estado del tiempo y la contaminación atmosférica”, ejemplificó.

Los jóvenes participan

En el CCA, “además de desarrollar nuestras actividades regulares para hacer investigación, buscamos entusiasmar y formar a los jóvenes en esta tarea”. Con ese objetivo se implementó el PEMBU, que a partir de 1991 genera un registro de las condiciones atmosféricas desde los 14 planteles de la Escuela Nacional Preparatoria y del Colegio de Ciencias y Humanidades.

A través de la red de estaciones meteorológicas instaladas en los planteles del bachillerato, y una en el CCA, en Ciudad Universitaria (15 en total), se provee de información con parámetros de temperatura y humedad del aire, viento, presión atmosférica, radiación y precipitación, explicó Michel Grutter.

Las estaciones están conectadas a Internet y envían información a un servidor central en el CCA; ahí se concentran los datos, se envían a un servidor y se dan a conocer en la página del PEMBU, con acceso al público en general.

Además, el Centro coordina la RUOA, una red nacional de observatorios que registra los parámetros meteorológicos con controles e instrumentos de estricta calidad, precisión y calibraciones rigurosas; cuenta con otras 15 estaciones que buscan generar información de calidad y establecer vínculos y colaboraciones con la comunidad científica del país.

El festejo

Con el Día Meteorológico Mundial se busca hacer consciencia sobre la importancia del cuidado del clima, y se reconoce el esfuerzo que realizan las agencias dedicadas a ofrecer servicios de datos meteorológicos y climáticos para el bienestar y la seguridad de la sociedad.

En el marco de esta conmemoración, hoy, 22 de marzo, el CCA reunirá, por octava ocasión, a la comunidad del bachillerato para que den cuenta de su creatividad al utilizar la información meteorológica que se genera en la PEMBU.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *